Rodrigo Gruebler
 
  • Rodrigo Gruebler

A continuación, una opinión profesional que aporta un granito de arena para buscar una mejor decisión. Las hernias en la columna vertebral son muy comunes en estos tiempos, son muchos los pacientes que no saben cuál camino seguir para resolver las molestias de manera satisfactoria. Debemos tener presente que un gran porcentaje de la población, que padecen de hernias en la columna, viven sin dolor y sin restricciones gracias al tratamiento con kinesiología.


Las causas más habituales de hernias en la columna son los malos hábitos de postura y las sobreexigencias musculares. Es necesario corregir ciertos aspectos conductuales para prevenir hernias causadas por una mala postura o exigencias físicas excesivas. Es habitual que malos hábitos de descanso causan o predisponen posibles hernias de columna. Dormir pocas horas o descansar en posiciones desfavorables para nuestra columna vertebral, generan tensiones musculares y estrés articular, se debe corregir lo antes posible, así prevenir dolores y hernias.


En casi todos los casos de hernias, salvo los más graves, se presentan dos escenarios posibles: cirugía o tratamiento con terapia kinésica. ¿Qué es mejor? La respuesta dependerá de varios factores. Como kinesiólogo creo que los pacientes deberían siempre optar por terapia kinésica, al menos como prueba, antes de la opción quirúrgica. A Continuación se describen los fundamentos de esta preferencia.



Los síntomas de dolor e impotencia que provocan las hernias en la columna son muy intensos y los pacientes necesitan un alivio definitivo. Como kinesiólogo apostaría a evitar la cirugía, y si no fuera posible, aconsejo operar y luego rehabilitación kinésica. Esta es una opinión profesional más a favor del tratamiento kinésico, la decisión final la debes tomar junto con tu médico tratante.

Entradas Recientes

Ver todo